[et_pb_section fb_built=»1″ admin_label=»Sección» _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» background_color=»#f2e9e6″][et_pb_row column_structure=»1_2,1_2″ make_equal=»on» _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» width=»100%» max_width=»2560px»][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default»][et_pb_text _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» text_font=»Inter||||||||»]

Aunque generalmente no se piensa en ella como un veneno, la sal es mortal para todos los organismos vivos. La sal la encontraras en todo alimento procesado, preparado o puesto en conserva. No hay ningún nivel seguro para usar sal.

Las siguientes enfermedades se agravan por el consumo de sal: neumonía, pleuresía, cirrosis del hígado, ictericia, viruela, insomnio, dolores de cabeza, vejez prematura de la piel, indigestión, artritis, fatiga, sinusitis, sordera, epilepsia y tensión nerviosa, nefritis, inflamación e hinchazón de todas las glándulas (tiroides…), estreñimiento, indigestión, cáncer de estómago…

[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default»][et_pb_text _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» text_font=»Inter||||||||»]

La sal es tóxica porque es un mineral inorgánico compuesto por sodio y cloro. Debido a que es inorgánico, no puede ser metabolizado por el cuerpo. 

La sal entra en el cuerpo como cloruro sódico, circula en la corriente sanguínea como cloruro sódico, y es expulsado del cuerpo como cloruro sódico. En ningún momento es descompuesta en sodio y cloro y usado por el organismo. Tu cuerpo solamente puede utilizar minerales orgánicos procesados previamente por la planta. Si quieres sodio y cloro orgánicos, obtenlos de los alimentos vivos y vegetales: frutas, verduras, frutos secos y semillas . 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» width=»100%» max_width=»2560px»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default»][et_pb_text _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» text_font=»Inter||||||||» text_font_size=»30px»]

“Cuando consumimos sal, el cuerpo la reconoce como veneno y actúa para protegerse a sí mismo ¿Qué hace entonces? Diluye la sal en los fluidos corporales para que la sal existente sea menos dañina, menos irritante para las células, tejidos y órganos del cuerpo. Se elimina a través de la piel, riñones, intestinos…”

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row column_structure=»1_2,1_2″ _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» width=»100%» max_width=»2560px»][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default»][et_pb_image src=»https://bootyshapemovement.com/wp-content/uploads/2021/04/8852A33B-4A5C-4814-A491-17009FEB7C6B.jpeg» title_text=»8852A33B-4A5C-4814-A491-17009FEB7C6B» _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» custom_margin=»50px||||false|false»][/et_pb_image][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default»][et_pb_text _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» text_font=»Inter||||||||»]

Muchas personas con exceso de peso si dejaran de consumir sal, adelgazarían varios kilos porque permitirían al cuerpo reducir significativamente el exceso de agua acumulada en la sangre para diluir la sal.

Si todo las personas decidieran también dar este paso de eliminar de su vida la sal, sería una revolución a nivel sanitario y económico. Sanitario, porque se reduciría significativamente el número de enfermedades relacionada con el consumo de sal, que son muchísimas y las más habituales, lo cual provocaría un menor gasto sanitario.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» width=»100%» max_width=»2560px» custom_margin=»30px||||false|false»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default»][et_pb_text _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» text_font=»Inter||||||||»]

Es importante acostumbrarse a mirar las etiquetas de los alimentos o productos que compramos para cerciorarnos de que en su composición no tienen sal o muy poquito . Una compra de frutas y verduras crudas y frescas nos garantizará una compra sin sal. Normalmente los productos cárnicos (jamón , embutidos, fiambres…) están petados de sal. ¿De que sirve consumir un fiambre de pavo light (bajo en grasa) si va repleto de sal?.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» width=»100%» max_width=»2560px» custom_margin=»||||false|false»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default»][et_pb_text _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» text_font=»Inter||||||||» text_font_size=»30px» text_orientation=»justified»]

“Cuanto más alto sea el consumo de sal, mayor será la destrucción progresiva y deterioro de las células y acabará provocando fallos funcionales y estructurales por todo el cuerpo.”

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row column_structure=»1_2,1_2″ _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» width=»100%» max_width=»2560px» custom_margin=»||||false|false»][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default»][et_pb_text _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default» text_font=»Inter||||||||» custom_margin=»||||false|false»]

La sal podemos eliminarla progresivamente dejando de ponerle a las ensaladas y optar por hiervas, aceites vírgenes de oliva, cáñamo, sésamo… incluso podría valer un pequeño toque de alguna salsa que os guste (¡Toque!), siempre será mejor que la sal.

En los alimentos cocinados reduciremos al máximo la necesidad de sal intentando buscar potenciar el sabor con sustancias más naturales como hiervas también… os puedo asegurar que yo vivo sin nada de sal y es cuestión de recobrar el verdadero gusto del paladar.

¡Un abrazo a tod@s y hasta el próximo post!  #CuidaTuRimo

 

Alfredo Peiró.

[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default»][et_pb_image src=»https://bootyshapemovement.com/wp-content/uploads/2021/04/B6CDD0CA-6EFB-4136-92EC-DC3A18FFCECD.jpeg» title_text=»B6CDD0CA-6EFB-4136-92EC-DC3A18FFCECD» _builder_version=»4.8.2″ _module_preset=»default»][/et_pb_image][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]